Se manifiestan por malos manejos de Boteros

Ciudad Madero.- Lancheros y usuarios se manifestaron en el paso El Zacate de Ciudad Madero, por supuestos malos manejos en la delegación de la Unión de Boteros.

Reclamaron que tres concesionarios fueron dados de baja para brindar el servicio por la actual delegada, sin precisar los motivos que llevaron a esta determinación.

Por esta decisión, de siete embarcaciones que trabajaban, únicamente quedan cuatro, lo que provoca el retraso en la movilidad, y generó la manifestación.

Francisco Altamirano Martínez, señaló que junto con él dos compañeros más fueron sacados de brindar el servicio, situación que afecta a ellos ya que es su fuente de trabajo, pero también a los usuarios, quienes utilizan este medio para cruzar al sur de Tamaulipas y norte de Veracruz.

“Fuí socio de la Unión de Boteros y por falta de papeles nos sacó la señora Verónica Noyola que está sacando a los socios que ya tenemos tiempo, yo trabajé por más de 24 años y nos sacó a mí y a dos socios más”, expresó.

Debido a la reducción de embarcaciones que brindan este servicio de traslado de un estado a otro, ahora los usuarios tienen que esperar más tiempo de lo habitual para abordar los botes y llegar a su destino.

Altamirano señaló que ya acudieron ante la Capitanía de Puertos, para tratar de llegar a una solución, sin embargo esta dependencia federal les informó que es un problema interno de la agrupación y no puede intervenir y es ella como delegada es la que toma las decisiones.

Detallaron que pese a que cada tres años se llevan a cabo los cambios de administración, ella junto a su esposo llevan más de ocho años al frente de la Unión de Boteros, por lo que piden a las autoridades que intervengan y así evitar estas arbitrariedades.

Los usuarios mencionaron que en todo este tiempo no ha realizado ninguna mejora a los pasos de lanchas y en el que le corresponde al norte de Veracruz se encuentran en malas condiciones que cuando hay venida de agua tienen que colocar algunas tarimas que se mueven con el vaivén del agua, ocasionando varios accidentes entre los usuarios.

“Le corresponde a ella arreglar estos pasos, por junto a su esposo se han convertido en los dueños de estos lugares”, aseveró la señora Guadalupe.

Señalaron que como concesionarios, tienen que pagar una cuota mensual de 3 mil 500 pesos para el mantenimiento de los muelles, para el certificado, seguros de las lanchas y del viajero.

¿Qué opinas?