ATENCIÓN
El contenido de este sitio ha sido modificado temporalmente durante el periodo comprendido del 23 de diciembre del 2023 al 2 de junio del 2024, en atención a las disposiciones legales en materia electoral con motivo del inicio de las precampañas y campañas electorales del proceso electoral federal 2023-2024.


El puente roto… sigue roto

(Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa)


Por Alberto Guerra Salazar

CRONICAS POLITICAS

CIUDAD VICTORIA, (ASI).— El diputado federal panista Gerardo Peña Flores seguramente sintió nostalgia por los polvos de viejos lodos, al evocar con sentido conveniente, que durante la gestión sexenal de Cabeza de Vaca, compró suficientes patrullas y equipamiento policiaco.

Como se sabe, la seguridad pública, o mejor dicho, la inseguridad, es el talón de Aquiles de cualquier gobierno, debido a que los delincuentes llevan un paso adelante a las autoridades, sobre todo porque infiltran, corrompen y asocian a agentes y a veces, hasta a corporaciones gubernamentales completas.

El dinero fácil y rápido es una tentación que hace titubear hasta a los más fuertes espíritus justicieros, en el sentido de que funcionarios y agentes traicionan sus postulados a cambio de beneficios personales.

Conocimos un caso ocurrido en la frontera, hace muchos años, de un jefe policiaco que aceptó un soborno a sabiendas de que si lo descubrían, pagaría con reclusión penitenciaria el delito.

Preguntó por el número de años de cárcel de la sentencia, lo comparó con el montón de dinero que obtendría a cambio de su omisión, y decidió que valía la pena pagar ese precio por el bienestar económica que obtendría su familia.

Tenemos a la mano un caso típico de corrupción oficial. En un tramo de la carretera Tampico-Mante se construyó un puente elevado en el año 2010, siendo Presidente de la República el panista Calderón Hinojosa.

La cuantiosa obra se ganó rápidamente el apodo de puente roto, debido a que por fallas estructurales fue declarado inservible por la dirección estatal de Protección Civil. La historia omite mencionar si la empresa fraudulenta hizo efectiva la fianza de rigor, o si se salió con la suya.

El caso es que después de 13 años de haber sido inaugurada por FECAL, el puente será rehabilitado con recursos federales para que pueda entrar en servicio, gracias a gestiones del Gobernador Américo Villarreal Anaya, o al menos eso dice el boletín oficial.

Pero sigue teniendo mala suerte el puente roto, pues los genios que manejan la agenda de Américo programaron para hoy la ceremonia simbólica de la colocación de la primera piedra para volver a construir la obra.

Sin embargo, por motivos que no se explicaron, la ceremonia se pospone tentativamente para el miércoles 16 de agosto.

En Nuevo Laredo, la presidenta municipal Carmen Lilia Cantúrosas Villarreal anunció una inversión de 22 millones de dólares para el proyecto integral del saneamiento y protección del río Bravo.

Mediante una reunión virtual celebrada con el Gobernador Villarreal Anaya y el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar así como con directivos del Banco de Desarrollo de América del Norte, se analizó la propuesta de inversión.

Se trata concretamente, de rehabilitar la planta internacional de tratamiento de aguas residuales a efecto de que ya no se vacíen al río Bravo los desechos.

Incluye la rehabilitación de la planta de tratamiento de aguas residuales norponiente y el sistema de alcantarillado, para evitar que los sistemas de drenaje sanitario y pluvial caigan en colapso.

La inversión será a fondo perdido y el gasto lo compartirán el gobierno del Estado, gobierno federal a través de CONAGUA y la embajada de Estados Unidos en México. Al Ayuntamiento de Nuevo Laredo también pondrá una parte.

La planta internacional dejó de funcionar en 2014 tras agotarse su vida útil y actualmente se vierte el agua sin tratar al río Bravo. Pero a través una conjunción de esfuerzos de los dos países será posible conseguir su rehabilitación.

En tanto que en Matamoros, el presidente municipal Mario Alberto López Hernández inició la pavimentación de calles con concreto hidráulico en colonias del sur-oriente de la ciudad, que registran un importante flujo vehicular.

La Borrega sigue un proyecto de pavimentación que contempla como prioridad las avenidas principales, los accesos a las escuelas, los accesos que permiten la integración de círculos viales y finalmente, las calles con interiores de las colonias.

En Reynosa se siguen repitiendo los episodios de violencia, ahora con robo de camionetas en céntricos cruceros donde los malhechores utilizan armas largas para impedir que los afectados se resistan al despojo.

Las autoridades policiacas están simplemente pintadas pues se declaran incompetentes para conseguir hacer respetar la ley y el orden. Y de Makito mejor ni hablamos, pues es un presidente municipal ausente porque lo persigue la policía ministerial para encarcelarlo.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Facebook Comments

(Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa)