ATENCIÓN
El contenido de este sitio ha sido modificado temporalmente durante el periodo comprendido del 23 de diciembre del 2023 al 2 de junio del 2024, en atención a las disposiciones legales en materia electoral con motivo del inicio de las precampañas y campañas electorales del proceso electoral federal 2023-2024.


Pánico por presunto alumno armado

(Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa)


Laredo, Tx.- Estudiantes y padres de familia de la preparatoria Alexander vivieron esta mañana horas de mucha tensión, desesperación y angustia, luego que más de 200 policías de todas las agencias, incluyendo federales, llegaron al plantel fuertemente armados en busca de un supuesto estudiante con una pistola, tras un video que circuló en las redes sociales en las que aparece un joven con el arma en el interior de su carro, estacionado en la escuela.

Tras varias horas de cateos, aula por aula,y búsquedas por miembros del SWAT la policía de Laredo pudo ubicar al personaje que apareció en las redes, un joven de 17 años de edad y estudiante de Alexander, quien fue arrestado cuando caminaba por el crucero de Ryan y Logan, muy lejos de la escuela, pero la agencia no ha dado a conocer su identidad porque aún no tiene cargos criminales concretos, según dijeron en una conferencia de prensa posterior.

Miguel Rodríguez, jefe del Departamento de Policía, en esa conferencia declaró que gracias a una rápida investigación, apoyada por la tecnología, con la asistencia de más de 200 agentes de otras agencias, se pudo conjurar el peligro y lograr el arresto del sospechoso.

Horas antes, la caótica situación se pudo ver tanto en las aulas como en el campus y también en las afueras, donde cientos de padres de familia pedían información a los policías y a los administradores del plantel, debido a que no daban explicación sobre la fuerte presencia policiaca ni de lo que estaba ocurriendo.

En las redes, muchas madres de familia desesperadas se quejaron de la situación al no saber del estado en que se encontraban sus hijos en el interior de la escuela.

Mike Garza, superintendente interino de UISD dijo por su parte que los 2200 alumnos de Alexander nunca estuvieron en peligro y que se tuvo que cerrar la escuela en esos momentos por protocolo de seguridad.

Y agradeció a todas las agencias policiacas que inmediatamente respondieron a la emergencia creada por una amenaza de tiroteo en la escuela.

Agregó que si los estudiantes tuvieron que regresar a sus casas fue porque falló el aire acondicionado del edificio.

Afortunadamente, nadie resultó lesionado en esta incursión a gran escala que realizaron la policía de Laredo y de UISD, junto con DPS, condestables, Patrulla Fronteriza, Guardia Nacional, FBI y otras corporaciones más, fueron las que respondieron a este mayúsculo incidente escolar.

Juan Rodriguez

Facebook Comments

(Este programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos a los establecidos en el programa)