Saca su «acordeón» para asaltar camión

«Cámara, mi gente, yo soy el ladrón”: un video en Tiktok muestra la escena de un hombre que, presuntamente, intenta asaltar un camión, se le olvida el diálogo y saca un “acordeón”. El punto crucial de la historia llega cuando una pasajera se queja por la falta de experiencia y preparación del ladrón, quien se disculpa diciendo que es su primer día en el gremio criminal.

A través de Tiktok, el usuario @jorgezac compartió un video de poco más de tres minutos donde se percibe a un hombre de complexión delgada, vestido con pantalón de mezclilla, camisa negra y zapatos del mismo color, intentando asaltar a los pasajeros de una unidad de transporte. La palabra clave es “intentando”, pues vio frustrado su objetivo.

Al comienzo de la grabación se percibe como el hombre, de cabello lacio y negro, pide a todos los presentes que le entreguen sus carteras y sus celulares. Sin embargo, en un momento pierde el hilo del discurso, saca una hoja doblada de uno de sus bolsillos traseros, la cual comienza a leer.

Al comienzo de la grabación se percibe como el hombre, de cabello lacio y negro, pide a todos los presentes que le entreguen sus carteras y sus celulares. Sin embargo, en un momento pierde el hilo del discurso, saca una hoja doblada de uno de sus bolsillos traseros, la cual comienza a leer.

En un giro inesperado de los hechos, la usuaria pide ver el “acordeón”, lo lee y ejecuta el plan escrito, despojando al asaltante de su cartera. El hombre, cuya incredulidad aumenta a cada minuto, intenta recuperar sus pertenencias. Entonces, la pasajera le regresa su billetera y lo empuja con suavidad hacia afuera de la unidad.

Para agregar el elemento “picante” a la historia, uno de los usuarios del trasporte, sentado en la parte de atrás, repite en varias ocasiones “bájenlo y encuérenlo”, refiriéndose al presunto ladrón. Desconocemos cuáles eran las intenciones detrás de esta petición.

El video, que ya alcanza más de 16 millones de reproducciones, se ha vuelto viral en las redes sociales, donde algunos dudan de su veracidad, mientras que otros lo catalogan como una muestra de “México mágico”.

¿Qué opinas?