Activan código rojo en Pemex por explosión

Ciudad Madero.- Una explosión en un domicilio de un conjunto residencial perteneciente a Petróleos Mexicanos, generó alarma y movilización del personal contra incendios de la refinería Francisco I. Madero.

El estallido se escuchó aproximadamente a las 15:30 horas de este jueves en la zona residencial destinada a ingenieros de Pemex, localizado frente a la puerta uno del complejo petrolero y notificado al C5, activándose el código rojo entre el personal de auxilio de la dependencia federal.

No requirieron de apoyo del municipio
El departamento de Bomberos de Ciudad Madero informó que únicamente fueron alertados por el Centro General de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones, Cómputo, sobre la situación para estar atentos ante cualquier apoyo, situación que no se dió ya que el percance fue controlado por el personal de Pemex.

El siniestro ocurrió presuntamente por una acumulación de gas en uno de los domicilios, sobreviviendo a la explosión que se escuchó a varios metros a la redonda.

La situación fue controlada de manera oportuna por los bomberos de la empresa productiva del estado, retornando la tranquilidad de las personas que habitan en este fraccionamiento.

Según testigos, la onda explosiva generó el estallido que a escucharse a varios metros a la redonda, haciendo vibrar las ventanas de varias viviendas.

Hasta el momento, Petróleos Mexicanos no ha emitido algún informe sobre si hubo personas lesionadas o no en este siniestro que provocó la movilización de los elementos de emergencias.

La última movilización registrada en este sector fue el pasado 17 de mayo de este año, cuando una intensa columna de humo alertó a residentes aledaños a la refinería Francisco I. Madero sobre una situación de emergencias.

Según el dato de las autoridades, el hecho ocurrió a las 07:30 horas en la planta Maya que generó grandes columnas de humo, al registrarse un conato de incendio en una bomba de vacío, donde había gasóleo.

Está situación generó la evacuación de trabajadores en lo que se restablecía la tranquilidad en el interior de la refinería Francisco I. Madero.